Home / Blogs / Cardiología / Dieta para cuidar el corazón

*Blog de la salud

Noticias, consejos, novedades, tips

Dieta para cuidar el corazón

  1. Consuma frutas y verduras diariamente. Según la Organización Mundial de la Salud se estima que la baja ingesta de frutas y hortalizas es responsable de 1,7 millones de muertes al año. Las enfermedades cardiovasculares representan una gran parte de ellas.
  2. Reduce tu consumo de sal El exceso de sal es perjudicial. Una investigación estimó que reducir el consumo poblacional de sal en 3 gramos al día (tomamos unos 10 g/día) ejercería los mismos beneficios que eliminar el tabaquismo.
  3. Sustituye cereales refinados por integrales Las evidencias científicas que demuestran que sustituir los cereales refinados por integrales es cardiosaludable son abrumadoras. Son ejemplos de cereales integrales: Arroz integral, Avena, Mijo, Quínoa, Cuscús de trigo integral, Mazorca de maíz o palomitas de maíz caseras, Trigo integral, Espelta, Cebada, Centeno
  4. Consume más menestras y frutos secos Los expertos en nutrición no cesan de insistir en que incluyamos menestras en nuestros menús lo más a menudo posible. Los beneficios para la salud de nuestro corazón están fuera de duda. En cuanto a los frutos secos, estos se encuentran entre los alimentos que cuentan con mayor evidencia científica en cuanto a su beneficio para la salud cardiovascular.
  5. Pescado en vez de carne (No más de 2 veces a la semana) Los beneficios asociados a la ingesta de pescado, según detallan expertos de Harvard, se producen porque quien come pescado no toma carne, y abusar de esta aumenta el riesgo de padecer numerosas dolencias.
  6. ¿Lácteos? Mejor desnatados Pese a que la leche solo tiene un 3% de materia grasa, dos terceras partes de su grasa son saturadas. Los quesos representan un panorama menos alentador, ya que, además de contener mucha sal, pueden llegar a tener más de un 60% de grasa. Tomar menos lácteos (tomamos una elevada cantidad) y priorizar los desnatados es, en suma, lo más aconsejable.
  7. Evitar el consumo de Huevos Hay pocas evidencias que demuestren que tomar huevos sea malo para el corazón, pero tampoco hay evidencias que prueben que sea bueno.
  8. Evita las bebidas azucaradas No sorprende: la asociación de estas bebidas con las dolencias cardiovasculares es clara.
  9. ¿Alcohol? Cuanto menos, mejor El alcohol es "perjudicial para el sistema cardiovascular", además de teratogénico, neurotóxico, adictivo, inmunosupresor y carcinogénico.
  10. No confíes en los suplementos, confía en una vida sana.  

Se considera que "no es recomendable utilizar suplementos de vitaminas, minerales o hierbas para prevenir o tratar las enfermedades cardíacas o los accidentes cerebrovasculares". A su vez, aconseja consumir más a menudo alimentos como hortalizas, frutas, integrales o lácteos bajos en grasa. La Universidad de Harvard opina de manera similar.

Fuente: www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/enfermedad/2012/09/27/213550.php