Home / Blogs / Ginecología

*Blog de la salud

Noticias, consejos, novedades, tips *Buscar Artículos

Los quistes ováricos

A menos que se tenga por la mente la opción de tener un hijo, la verdad es que los ovarios no suelen estar en el pensamiento femenino a diario. Por lo que los quistes ováricos, que forman parte de los muchos términos médicos cuyo significado parece estar mitificado y equivocado en muchas ocasiones, son un tema de mínima importancia.

Hoy conoceremos un poco más de los quistes ováricos y responderemos a las dudas más comunes. Pero empezaremos mencionando que, los quistes ováricos son por lo general, inofensivos; y muy probablemente se suelen producir sin que su portadora se dé cuenta en toda la vida.

1. ¿Qué hay ahí abajo?: Encontraremos el útero, con un ovario a cada lado, cada uno de los cuales apenas mide lo mismo que una almendra. Durante los años fértiles, dichos ovarios crearán óvulos, que se liberarán a ambas trompas de Falopio una vez al mes (cada mes trabaja solo uno de ambos ovarios).

2. ¿Cómo se forman los quistes ováricos?: La verdad es que la formación de quistes ováricos es realmente simple y fácil. Antes de formar el óvulo liberado desde el ovario hacia su respectiva trompa de Falopio, se forma un folículo que liberará a dicho óvulo. Si no se libera, el folículo puede seguir creciendo formando un “quiste folicular”, o desarrollar un “quiste lúteo”.

3. ¿Cómo saber si se tienen quistes ováricos?: Como comentábamos al principio, por lo general no se suele llegar a saber de la existencia de los quistes ováricos, pues muchos ni siquiera dan síntomas (como el sangrado el dolor) y desaparecen sin más.

4. Entonces… ¿cómo se acaban descubriendo los quistes ováricos?: La realidad es que, como ya sucede con los quistes de otros órganos, los quistes ováricos se suelen descubrir por pura casualidad durante una revisión ginecológica rutinaria.

6. ¿Qué tratamientos existen?: En ocasiones, es necesario operar, pero siempre como última opción y con síntomas intensos y molestos, junto a otros requisitos como: Persistencia del quiste durante más de 3 ciclos menstruales, quiste de gran tamaño, o sospecha de posible tumor

8. ¿Se pueden prevenir los quistes ováricos?: Sí, es posible, si se toman anticonceptivos orales. Dichos medicamentos suprimen la ovulación, por lo que indirectamente previenen la formación de quistes.

Fuente: omicrono.elespanol.com/2015/10/las-10-cosas-que-deberias-saber-sobre-los-quistes-ovaricos/

¿En qué consiste la prueba de Papanicolaou?

La prueba de Papanicolaou es un test médico que sirve para detectar un posible cáncer de cérvix en la mujer, así como otros problemas relacionados con el aparato reproductor femenino. Se denomina así como homenaje a uno de los médicos pioneros en el diagnóstico de este tipo de cáncer, Georgios Papanicolau.

El principal objetivo de la prueba de Papanicolaou es encontrar células anormales en el cuello del útero, es decir, en un estado previo al del cáncer.

¿EN QUÉ CONSISTE?: El Papanicolaou consiste en un examen pélvico en el que el ginecólogo comprueba el estado del útero, la vagina, los ovarios, las trompas de Falopio, la vejiga y el recto. Para ambas, el profesional utiliza un espéculo. Se trata de un instrumento que se introduce en la vagina y que permite observar su interior ensanchándola. No es un proceso doloroso aunque puede ser algo incómodo. El ginecólogo extraerá una muestra de tejido del interior del cuello del útero con un raspador o un cepillo cervical de pequeño tamaño. Después la coloca en una lámina de vidrio y pasará a su posterior análisis en un laboratorio.

¿Cuál es la edad ideal para realizars el examen?: La citología es una prueba de gran importancia y toda mujer debería realizársela desde que es sexualmente activa (incluso si deja de serlo) o a partir de los 18 añoscomo medida de precaución ante un posible problema de salud. No hay límite de edad para dejar de someterse a esta prueba, ni con la llegada de la menopausia y ni siquiera si se han sometido a una histerectomía (extracción del útero).

Fuente: www.bekiapareja.com/salud/prueba-papanicolau-cuanto-hay-realizarla-que-edad/

6 tipos de Infección Vaginal

Si alguna vez has tenido algún tipo de infección vaginal o vaginitis, lo más seguro es que no hayas podido saber cuál era. Tratar de averiguar qué tipo de infección tienes, puede ser un poco confuso. A continuación, te brindaremos con algunas características tipos de infección vaginal para lo puedas averiguar tú misma y acudir a una revisión con tu ginecólogo.

Para tener una mejor comprensión de cada tipo de infección vaginal y ayudar a determinar cuál de ellas puedes tener te recomendamos continuar con este artículo:

 

Clamidia vaginitis: Con este tipo de vaginitis, algunas mujeres experimentan un mal olor del flujo y al mismo tiempo, un color blanquecino del mismo. Por lo general, el tratamiento para la Clamidia vaginitis se basa en la eritromicina.

 

Vaginosis bacteriana: La vaginosis bacteriana causa una secreción de olor de pescado blanco o grisáceo, el flujo puede ser muy débil. Se puede experimentar ardor al orinar o picazón alrededor de la parte externa de la vagina.

 

Candidiasis vaginal o infección vaginal por hongos: Esta infección vaginal se produce con frecuencia en las mujeres. Sus síntomas incluyen picazón o ardor en la zona vulvar e inflamación en la zona perineal. Además, el flujo se puede volver de color blanco o amarillo y se asemeja a queso cottage.

 

Vaginitis no infecciosa: Esta infección es a menudo causada por una reacción alérgica provocada por un producto espermicida, las duchas vaginales o por un spray vaginal.

 

Vaginitis viral: Esta infección se transmite por vía sexual y por lo general es causada por el virus del herpes simple (VHS) o el Virus del Papiloma Humano (VPH). Con el VPH aparecen verrugas genitales y con el VHS aparecen ampollas que luego que convierten en úlceras.

 

Vaginitis tricomoniasis: Esta infección incluye una secreción con olor a moho, amarillento o verdoso, ardor y picazón vaginal. Por lo general se trata con antibióticos. Dado que se transmite por vía sexual, ambos componentes de la pareja deben ser tratados para evitar la reinfección.

Fuente: infeccionesvaginales.info/