Home / Blogs / Medicina General / Males comunes en los pies

*Blog de la salud

Noticias, consejos, novedades, tips

Males comunes en los pies

Las infecciones fungales, tales como el pie de atleta, ocurren porque la mayoría del tiempo tenemos puestos zapatos en los pies. Los zapatos son calientes, oscuros y húmedos, el lugar perfecto para que crezcan los hongos. Haga lo siguiente para prevenir las infecciones: 

  • Mantenga sus pies limpios y secos.
  • Cámbiese los zapatos y las medias o calcetines a menudo.
  • No compre zapatos apretados.
  • Trate de usar todos los días un polvo para los pies que no contenga talco. 

Aquí algunos males más comunes que podrían aquejar nuestros pies: 

La piel seca puede causar picazón y ardor en los pies.

Los callos y las callosidades son causados por la presión que ocurre cuando los huesos de los pies rozan contra los zapatos.

Las verrugas son crecimientos en la piel causados por un virus. Pueden ser dolorosas y pueden propagarse si no son tratadas.

Los juanetes son articulaciones hinchadas y dolorosas que pueden desarrollarse en la base del dedo gordo. Este problema tiende a ser hereditario.

Las uñas encarnadas ocurren cuando una parte de la uña se incrusta en la piel. Esto puede suceder si no se cortan las uñas del pie en línea recta, de manera que las puntas de las uñas puedan verse sobre la piel.

Los neuromas son el resultado de una acumulación de tejido alrededor de un nervio inflamado en el pie. Pueden causar hormigueo, entumecimiento o dolor en el metatarso del pie y en los dedos del pie.

Los dedos en martillo son causados por un encogimiento de los tendones que controlan el movimiento de los dedos. La articulación del dedo crece y contrae el dedo hacia atrás.

Los espolones son prominencias óseas que crecen en los huesos de los pies. Son causados por estrés en los pies. Estar de pie por largos periodos de tiempo, usar zapatos que no calzan bien o tener sobrepeso pueden empeorar los espolones.

Los pies hinchados pueden ocurrir cuando se ha estado de pie por mucho tiempo.

Fuente: www.nia.nih.gov/espanol/publicaciones/el-cuidado-de-los-pies