Home / Blogs / Salud Pediátrica y Materna

*Blog de la salud

Noticias, consejos, novedades, tips *Buscar Artículos

Las vacunas importantes en la niñez

Desde el nacimiento y hasta los 14 años, se realizan bajo control médico, las vacunas en niños, para evitar padecer determinadas enfermedades, así como sus consecuencias y complicaciones.

Las vacunas, son productos biológicos que sirven para prevenir enfermedades infecciosas cuando nuestro organismo desarrolla defensas específicas contra ellas.

Las vacunas en niños deben ser controladas por el médico o pediatra. La primera vacunación infantil se aplica en el centro sanitario donde ha nacido el bebé. Allí recibirá su primera dosis de la vacuna contra la Hepatitis B.

A continuación, listamos las vacunas en niños más importantes que deben ser recibidas.

  • Vacuna antihepatitis B (HB).
  • Vacuna frente a difteria, tétanos y tos ferina acelular (DTPa/Tdpa).
  • Vacuna antipoliomielítica inactivada (VPI).
  • Vacuna conjugada frente al Haemophilus influenzae tipo b (Hib).
  • Vacuna conjugada frente al meningococo C (MenC).
  • Vacuna conjugada frente al neumococo (VNC).
  • Vacuna frente al sarampión, rubeola y parotiditis (SRP).
  • Vacuna frente al virus del papiloma humano (VPH).
  • Vacuna frente al rotavirus (RV).
  • Vacuna frente a la varicela (Var).
  • Vacuna antigripal (Gripe).
  • Vacuna antihepatitis A (HA).

La mayoría de las vacunas con una o varias dosis protegen del padecimiento de la enfermedad para toda la vida. Otras como el tétanos y la difteria, necesitan dosis de refuerzo para recuperar la protección adecuada.

Fuente: www.guiainfantil.com/salud/vacunas.htm

Los cambios en la pubertad

La pubertad es la etapa del ser humano en que se caracteriza por cambios y/o maduración de los órganos genitales y por la aparición o diferenciación de los caracteres sexuales secundarios (La mama, el vello sexual, la primera menstruación y el ciclo menstrual). Además, los cambios en la pubertad tanto hombres como mujeres sufren resultan ser tanto hormonales y psicológicos.

La edad asociada a los cambios en la pubertad suele situarse entre los 10 y los 14 años. Si, es un periodo relativamente largo, mas puede variar entre cada persona.

A continuación, te explicamos un poco mas sobre los cambios en la pubertad, tanto en mujeres como en varones:

Cambios en los hombres

- Una de las primeras transformaciones ocurre a nivel de los genitales. Esto se manifiesta por el aumento de tamaño de los testículos, y un gran crecimiento de vello púbico.

- En una segunda etapa aumenta el vello en el cuerpo, especialmente en la cara y axilas. En el caso del vello facial, aparecen primero pelos finos en la zona del bigote haciendo una sombra, luego se engrosa convirtiéndose en barba y bigote.

Desarrollo de los músculos (crecerán y se endurecerán) y del esqueleto (se ensancha la espalda y aumenta la estatura considerablemente).

Cambio en la voz; se hace más grave. La mayoría de los varones empiezan a notar cambios en la voz alrededor de los 14 años. Durante unos meses - o años - tendrás un tono extraño hasta que se termine de cambiar y tendrás ya voz de hombre.

 

Cambios en las mujeres

- Aparece el vello púbico, el que con el paso de los años adopta una disposición casi triangular; De igual forma, crece el vello de las axilas y las piernas.

- Cambios en la forma del cuerpo; se ensanchan las caderas y la cintura se acentúa. Los músculos se desarrollan y se depositan importantes cantidades de grasa en las nalgas, estómago y piernas.

- Cambios en la piel; Al igual que el hombre la piel se hace más grasa, y es posible que aumente la sudoración. Esto se debe a que están creciendo las glándulas. La higiene personal durante la adolescencia es muy importante para controlar malos olores corporales.

- En cuanto a los órganos sexuales femeninos, internamente aumentan de tamaño, el indicador más claro de que esta etapa está completa es la llegada de la primera menstruación. 

Fuente: www.portaleducativo.net/sexto-basico/749/la-pubertad-y-sus-cambios

5 reacciones en los bebes para no preocuparse

El hipo, los estornudos y sobresaltos, incluso el temblor de la barbilla y la respiración ruidosa en un bebé no tienen por qué disparar las alarmas, ya que son movimientos involuntarios que produce el cuerpo sin necesidad de significar algo malo.

Aquí algunos detalles de las cinco reacciones naturales para no preocuparse en sus niños:.

  • Hipo: Lo que más conviene saber del hipo de los bebés es que a ellos no parece molestarles. En principio, el hipo indicaría una eliminación incompleta de los gases que tragan al comer, por lo que tanto para prevenirlo como para intentar que pase, hay que facilitar el eructo del bebé.
  • Estornudos: Una mínima brizna de polvo o un pequeño cambio de temperatura o humedad son capaces de hacer estornudar a los recién nacidos, ya que la mucosa de su nariz es extremadamente sensible.
  • Respiración ruidosa: Los ruidos respiratorios que son como silbidos persistentes deben ser valorados por el pediatra, y con urgencia si el bebé muestra fatiga o dificultad para inhalar a pesar de tener la nariz despejada. Sin embargo, es frecuente que un poco de mucosidad en la garganta del bebe origine ruidos similares, pero sin importancia.
  • Sobresaltos: A veces el bebé levanta los brazos de golpe, como si se diera un susto... ¿significa algo malo? No. Son sobresaltos normales, a menudo sin motivo aparente y muy corrientes al dejarlos desnudos.
  • Temblores de barbilla: Desde luego, si acompañan al llanto son señal de que el niño está sufriendo; pero, por lo demás, no indican enfermedad alguna.

Fuente: www.consumer.es/web/es/bebe/bebes/una-semana/2011/11/11/204784.php