Home / Blogs / Salud Pediátrica y Materna / Medicina alternativa en Niños

*Blog de la salud

Noticias, consejos, novedades, tips

Medicina alternativa en Niños

El ‘boom’ de los remedios naturales y las terapias alternativas de los últimos años ha hecho que muchas personas encuentren en la antes llamada medicina alternativa una opción eficaz para el alivio de enfermedades, molestias y dolencias.
En el caso de los niños, ha probado ser exitosa en el tratamiento del asma, la dermatitis atópica y las infecciones respiratorias, entre otros problemas que aquejan con frecuencia a los menores.
En primer lugar, el objetivo de la medicina alternativa es regular o reconstituir la energía de los seres vivos a través de diferentes herramientas, como la homeopatía, las esencias florales, la acupuntura, la terapia neural, el reiki y el yoga, entre otras múltiples terapias, cuya finalidad es tratar al paciente de forma integral, estudiando su esfera física, mental, emocional, social y ambiental.
De ahí que en la actualidad ha pasado a llamarse medicina integrativa, puesto que en el diagnóstico y tratamiento se integran diferentes disciplinas. “El abordaje de cada persona es individualizado al tener en cuenta que las enfermedades no solo se manifiestan por una alteración física, sino mental o emocional. De hecho, para los médicos expertos en esta área los síntomas emocionales y mentales son los que más influencia tienen en la salud”.
Aspectos diferenciadores
Las diferencias entre un pediatra alópata y uno bioenergético son varias. En primera instancia, por lo general, el médico convencional estudia al paciente desde el plano orgánico o físico, razón por la cual los medicamentos que formula están orientados a contrarrestar síntomas, en muchos casos, y no a atacar el origen o la causa del problema. Esto no se puede generalizar. Algunos médicos alópatas tienen una visión más completa del paciente.
Las drogas que se suministran en la alopatía tienen una composición distinta a las empleadas por la medicina integrativa. Las primeras están hechas con sustancias químicas que, en ocasiones, pueden generar efectos secundarios en quienes las toman, mientras las segundas se derivan de sustancias minerales, animales o provenientes de las plantas.

Fuente: www.abcdelbebe.com/nino/12-24-meses/salud/medicina-alternativa-para-tratar-aspectos-fisicos-emocionales-y-mentales