*Blog de la salud

Noticias, consejos, novedades, tips

Mitos de la Pediatría

En la pediatría existen diversas costumbres o creencias que han sido transmitidas de padres a hijos, y que aun en la actualidad son aceptadas sin objeción, son los llamados mitos, supersticiones, cuentos, invenciones, etc. que son frecuentemente manifestados en la consulta pediátrica, pero que a la luz de la lógica medica esconden graves errores.

A continuación se revisan algunos de los más frecuentes, acompañados de su correspondiente explicación médica.


SOBRE LA DENTICION:

  1.  La primera dentición es dolorosa, lo cual es totalmente falso.
  2. Morder un objeto de caucho estimula la salida de los dientes, nada más falso; puesto que ninguna práctica fortifica las encías ni facilita la erupción dentaria.
  3. Es falso que las caries se deben a la falta de calcio y vitamina D; cuando lo fundamental para prevenirlas es una adecuada higiene oral.


SOBRE EL "MAL DE OJO":
Esta creencia está muy arraigada aun en el medio familiar y conduce en ocasiones a consultar al "sobador" quien unta en el cuerpo del pequeño una mezcla de ruda y alcohol.
El llamado "mal de ojo" no es otra cosa que una infección gastrointestinal, que produce diarrea, fiebre y vómitos intensos que conllevan a la deshidratación ; la cual, se manifiesta con el hundimiento de la fontanela y otros signos clínicos que deben ser revisados y tratados exclusivamente por un médico.

SOBRE SIGNOS DE PARASITISMO:
Se dice que cuando un niño tiende a rechinar los dientes, tiene picazón en la nariz, babea en la almohada y duerme boca abajo resultan ser signos de parasitismo. Todavía hay muchos padres de familia que relacionan estas manifestaciones con la presencia de parásitos intestinales en los niños, en especial, con áscaris (lombrices); realmente, esta enfermedad se presenta con dolor y distensión abdominal ("gases") recurrentes, picazón anal, naúseas y diarrea.

SOBRE EL PIE PLANO:
Los padres creen que el niño tiene esta anomalía porque se cae con cierta frecuencia; esta consulta es común, sobretodo, con los lactantes que empiezan a caminar.
Lo cierto es que hasta la edad de 3 años, los niños tienen el llamado pie plano fisiológico (o normal); este se debe a la presencia en la parte interna de la planta del pie de un panículo adiposo (grasa) abundante.

SOBRE LA FIEBRE Y ANTIBIOTICOS:
Lo cierto es que no siempre son necesarios los antibióticos ante la presencia de fiebre, ya que estos están indicados exclusivamente en los cuadros de origen bacteriano (ej. otitis, algunas bronquitis, infecciones urinarias, etc.).
El médico es quien evalúa y concluye de acuerdo a los datos obtenidos de la historia clínica y examen físico, si la enfermedad amerita el uso de antibióticos. 

SOBRE LAS CONVULSIONES FEBRILES:
La convulsión febril es un fenómeno de la lactancia o de la infancia, que habitualmente se produce entre los 3 meses y los 5 años de edad; relacionado con la fiebre, pero sin datos de infección intracraneal o causa identificable.
Su cuadro clínico puede provocar pánico inicial y ansiedad posterior en los padres; pero, una convulsión febril no es una epilepsia, sino un proceso benigno, que la mayoría de las veces es una crisis única que no suele dejar secuelas neurológicas y en las que la mortalidad es nula.

Fuente: www.olgamiranda.com/index.php?/item/mitos-en-pediatrasa.php